3 de noviembre de 2014

Vivir

El hombre vive en libertad. La libertad necesita insegu­ridad, incertidumbre. Un hombre verdaderamente inteligente siempre está dudando porque no posee dogma alguno en el que confiar, en el que descansar. Ha de observar y responder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos