12 de julio de 2018

Miro con lupa


Miro con lupa lo que hago porque quiero lograr la pulcritud de mis acciones. Miro con lupa lo que hago porque quiero que la conciencia logre mirar por ella. Y no es una cuestión de obsesión es una cuestión de enmendar el pasado. Enmendar desde lo más trivial hasta lo más grotesco que he hecho en tan grandiosos escenario de vida. Mirar con lupa lo que hago hoy en día apela a la conciencia para analizar el resultado de lo que género, regenero o creo. Es fácil decirlo hacerlo requiere de completa entrega, empeño y constancia, lo sé porque en la medida que regreso a rectificar, afinar o enmendar se regenera el espíritu y la energía se eleva. De hecho una de mis tremendas debilidades era hacer las cosas a lo tonto, al ahí se va sin mirar escrupulosamente el resultado final y de eso me estoy ocupando. Faceta que me está costando tremendos esfuerzos para no esquivar situaciones sean de naturaleza mental, material u ocupacional. Las letras que ahora delineo están siendo miradas con lupa porque quiero ser  coherente y consiente de lo que siento y escribo. Tener el  objetivo enfocado me ayuda a perseverar,  de hecho tener en la mente la palabra “lupa” me retorna en automático a la toma de conciencia. Perseverar es la virtud que me saca de todo intento de evasión poniendo en la vitrina aquello que empantana el objetivo. Por supuesto que es desgastador, se precisa de una tremenda hazaña para no caer en la obsesión manteniendo el radar en rangos de normalidad. Normalidad  que me resulta altamente sagrada para no alterarla. Vivo en un trapecio… saltando de una a otra acción con la lupa mirando lo que hago incluidos mis pensamientos si, mis pensamientos también son sujetos de mirarse con lupa, porque cuando los descubro que están en bajas vibraciones de inmediato calibro la mente para moverme en frecuencias altas, es una forma de mantenerme en absoluta concentración. Parece tan incoherente lo que plasmo pero para mí es un reverendo placer porque gracias a mi gusto por escribir voy mirando mi vida desplegarse en este gran escenario terrenal y eso es tremendamente satisfactorio, es como dejar evidencia del cómo uno se va reconstruyendo por dentro y por fuera. Reconstruirme es lo más loable que estoy haciendo por este espíritu con el único interés de aprender, experimentar y crear. Mi único anhelo es retornar a casa renovada en espíritu, cuerpo y alma. Mi anhelo es retornar con Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos