11 de agosto de 2016

Confió!

Debieron sucederse interminables retornos a esta hermosa tierra para dejar de titubear, para dejar de temblar, para confiar en mí y segura estoy que no renaceré. Vivo sintiendo la vida, palpando lo increíble y maravillosa que es mi esencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos