4 de noviembre de 2015

Me conozco

Un místico sufí llamó a las puertas de un hombre muy rico.
Él era un mendigo y solamente quería comer algo.
El rico le gritó y le dijo, ¡Nadie te conoce por aquí!.
Pero yo me conozco a mí mismo», le dijo el mendigo.
¡Qué triste sería si todo el mundo me conociera y yo no fuera consciente de quien soy. ¡Qué triste sería!

Estás en lo cierto; -Nadie me conoce, pero yo me conozco a mí mismo-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos