18 de noviembre de 2015

Divina

La vida es Divina, así que escoger a Dios no es renunciar al mundo.  Elegir a Dios significa escoger a Dios utilizando al mundo, no en contra del mundo.  Este es el significado de Eso.  Y cuando eliges a Dios estando a favor del mundo, no en oposición al mundo, no hay oposición.  Sólo entonces puedes escapar de la ley del efecto contrario.  Cuando eliges Eso a través de esto, entonces no hay oposición, no hay polaridad.  Y cuando no hay polaridad, la mente carece de un lugar al que ir.  No es que esté atada, no es que sea esclava, no es que la hayas forzado a permanecer ahí.  Ahora no tiene dónde moverse.  El opuesto no existe.

Cuando el opuesto no existe, la mente es libre para moverse, aunque no se mueve, porque ¿adónde puede irse?  Si se puede mover, se moverá pues el moverse es su naturaleza.  Y si creas la dicotomía, se desplazará al opuesto, se rebelará contra ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos