22 de enero de 2015

De lo grotesco a lo sutil


Cuando me inicie a trabajar de forma independiente, años atrás, Iván me decía; -Consuelo, eso está muy tronco- hablando de Crece Bebe, en aquel entonces no miraba lo grotesco por ningún lado solo continuaba generando trabajo grotesco, hoy lo veo claramente y tenía razón. El tiempo ha trascurrido y constato aquellas palabras al revisar el trabajo del pasado para crear lo nuevo, miro al desnudo los atropellos a la vista de quien se ha detenido a mirar lo que hace esta mujer. Mejoro lentamente, los aprendizajes se van alineando adecuadamente, el pasado estaba impregnado de terquedad generando solo trabajo burdo y alocado. Descubro que la serenidad y el amor por lo que hago hoy en día es la clave para crear. Hoy siento el trabajo como actos que nutren el corazón y dejan huellas de la perseverancia que me posee, esa es mi gloria personal. Dejo lo grotesco en el pasado, me concentro en la búsqueda de lo sutil, retomo mi terquedad para descubrir y sentir lo sutil de la vida. Siempre he afirmado que todo obstáculo que se  coloque frente a mí lo transformo en energía pura. Energía que ahora me posee y se aventura a la búsqueda de lo sutil para ser plasmada en mis creaciones. Lo sutil que ya intuyen mis sentidos cuando de sentir la vida se trata. La busco al plasmar mis creaciones, al intentar ser creativa palabra que siempre me ha apasionado. Si, la creatividad que me capturo el día que conocí realmente su significado y digo; realmente, porque muchos se jactan de ser creativos pero solo son copias. Mi foco es la sutiliza que desprende la creatividad y siendo tan empecinada sé que llegare a tocar tan divinas energías; “creatividad y sutileza”. En mi pasado por los años ochenta, una hermosa mujer me regalo un libro de Edward de Bono el cual se titula; “pensamiento paralelo” recuerdo que me costó muchísimo comprenderlo y cuando lo logre me volví fan de este autor. Así fue como descubrí la esencia de la creatividad, siempre que voy emprender algo, me encanta buscar el origen, no hablo por hablar. Amo anclarme sobre bases reales por ello el embeberme todo libro que nutra mi cerebro. Con las letras de este autor aprendí la esencia de la creatividad, me percate de la tremenda energía que se requiere para ser creativo. Su técnica se mira tan simple que resulta casi imposible ser creativo.  Y lo constato en el trabajo que realizo día a día, me esfuerzo a mas no poder por ser creativa y al concluir me percato que caigo en más de lo mismo, es decir; aún se mira grotesco el pensamiento que me habita.  Escribir lo que me habita jamás me ha representado vergüenza, mucho menos devaluación al contrario potencia mi energía para ir por el cambio, por cierto que es otro anclaje que me posee; el cambio. Pero retornando a la creatividad, veo con gran placer que, aunque aún no lo logro, sutilmente me voy acercando. Miro con mayor fineza los detalles de lo que escribo o hago, mezclo las ideas en un primer momento, después las analizo para sintetizarlas y darles ese toque de vida, colorido y movimiento. Cuando inicio un nuevo proyecto mi cerebro colapsa al mirar papel en blanco, sin nada ahí, entonces tomo aguerridamente; la intención e inicio, aun cuando inicie desastrosamente, troncamente, “inicio” ese es el objetivo. Descubrí que el mayor reto se encuentra en el despegue y cuando tengo plasmada la idea, continúo con lo que sigue. El solo hecho de estar viviendo esta aventura me deja tremendamente feliz si, tremendamente alegre. Miro y siento diferente al capturar cada  instante para crear, cada momento sutil, todo suceso que experimento. Todo, absolutamente todo, es motivante, es merecedor de convertirse en creatividad, incluso ahora mismo el aire que respiro se impregna de creatividad para dejar salir mis letras fugaces, empapadas de armonía, sintonía y lo sutil de mi corazón. Es la suave, vibrante y poderosa música que me habita. 
Soy Consuelo y amo ser. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos