6 de noviembre de 2014

Ama de casa

Ama de casa...amo ser ama de casa. Poseo la extraordinaria maestría de limpiar partícula a partícula de egoísmo, posesividad o ansiedad que se llega alojar en casa. La habilidad para intuir mi propia basura emocional  me encanta gracias a ella puedo hacer una limpieza verdadera a mi hogar. Amo la pasión que imprimo a cada instante de limpieza en casa, se siente delicioso cuando uno mira que todo se va aclarando, que el alma respira libremente. Tan divino espíritu  no claudica por el contrario cuando descubre una mota de enfermedad la pulveriza de inmediato y  <<se siente divino>>. Amo ser ama de casa, toda intención que brota de las profundidades sea buena o mala las detecta mi corazón al instante. Detecta cuando la mente cae en energías negativas, cuando es necesario traer al presente a tan avasallante cerebro para hacerle una limpieza profunda y continuar tirando aberrantes estigmas sembrados en el pasado. Amo ser ama de casa porque finalmente encontré como descontaminar tan poderoso cerebro.  Divino cerebro que me pertenece y al saber que lo voy descontaminando lo encamino a una total purificación, entonces mi hermosa mente hace maravillas. Me apasiona hacer limpieza a mi cerebro, en especial porque me manifiesta el inmenso poder depositado en esta pequeña cabeza. Guau... definitivamente amo mi cerebro, amo ser ama de casa. Cada rincón luce brillante, finalmente el corazón destella alegría. Sea invierno o primavera para este corazón no existen estaciones mucho menos tiempo. Amo hacer limpieza a mi hogar porque he saboreado la felicidad y la felicidad no viene empaquetada del exterior llego conmigo el día que nací. Ser feliz es lo más divino que me ha sucedido, la alegría brota de las profundidades de casa y por cada tramo de limpieza que hago, la dicha se expande. Guau... amo ser ama de casa. Amo ser ama de casa porque ejercito cada pared de ella rehabilitando tan decadente cuerpo. Amo ser ama de casa porque soy la única que responde por este templo, por este cuerpo, valioso instrumento que la vida me otorgo y solo a mí compete fortalecerlo día a día. Amo ser ama de casa porque amo ser, amo vivir, amo mi hogar interior. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos