24 de octubre de 2014

Inseguridad

La vida es inseguridad. Cada momento nos dirige hacia una inseguridad mayor. Es un continuo apostar. Uno nunca sabe lo que va a suceder. Y es hermoso que uno nunca lo sepa. Si fuera predecible, no valdría la pena vivir la vida. Si todo fuera como te gustaría que fuese y si todo fuera una certeza, uno no sería humano, seriamos como máquinas. Sólo existen certezas y seguridades para las máquinas y aun así llegan a fallar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos