23 de marzo de 2012

Confusión

El que gobierna hombres, vive en la confusión. Y no sólo es que viva en la confusión, sino que también contagia a los demás. De la confusión nace únicamente la confusión, por ello si te hayas confuso, no ayudes a nadie, porque tu ayuda dará problemas. Si estás desorientado no te preocupes por los demás, pues solamente crearás problemas. No aconsejes a nadie y si tienes algo de claridad mental, no recibas consejo de alguien que está desorientado, permanece alerta porque aquel que está confuso siempre imparte consejos y te los dará sin que pagues a cambio, te los dará generosamente. Permanece alerta, de la confusión solo nace la confusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos